¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DE PSICOEVO ALGEMESÍ?

Mi nombre es Ana Esplugues Domingo y soy psicóloga por vocación.

Desde que me licencié en psicología por la Universidad de Valencia, he descubierto una de mis grandes pasiones; ayudar a que otras personas se sientan un poco más felices.

Empecé a trabajar por cuenta propia, en terapia individual para adultos, tras finalizar los dos años de master en Psicología Clínica. Unos años más tarde tuve la oportunidad de ejercer mi profesión en varios centros educativos, donde descubrí otra de mis grandes pasiones, trabajar con los más “peques”.  Y hasta la actualidad, mi trabajo ha estado orientado tanto a la terapia para adultos como a la psicología infantil.

La tercera gran pasión que me gustaría contaros, es el amor que tengo hacia los animales. Y de ahí nació, hace más de cinco años, la iniciativa de formar parte activa de una asociación animalista llamada PRODA,  que dedica su tiempo y esfuerzo a concienciar a la población (CEIPS, AMPAS, asociaciones, ayuntamientos,…)  sobre el maltrato y el abandono animal, mediante charlas y talleres. Así como a la formación de grupos de profesionales (profesorado, policía,…) sobre diversos temas, mediante cefires y cursos formativos.

La psicología ha aportado grandes cosas a mi vida. Dicen que una de mis mayores virtudes es el sentido común, que no sólo lo aplico a mi trabajo, sino que intento aplicarlo a mi día a día.

Me considero una persona empática, práctica y resolutiva. Disfruto de mi trabajo e intento dar el 100% de mí en cada cosa que hago.

¡Espero ser la persona que estás buscando y ayudarte en aquello que necesitas!

 

 

Me llamo Olga Pérez Simó, soy mamá de un bebé de 8 meses y soy psicóloga.

Decidir qué carrera quería estudiar no fue algo difícil para mí, puesto que siempre tuve claro a qué quería dedicarme.

A lo largo de mi vida la psicología ha caminado a mi lado, acompañándome en cada momento. Siempre he sentido esa vocación de ayudar a las personas, de querer aportar mi granito de arena en sus vidas para que se sintieran mejor, de escuchar y, sobretodo, intentar comprender.

¿Cómo no iba a tener claro a qué quería dedicarme si siempre había formado parte de mi, si era mi otra mitad?

A través de mi vida, he sido testigo del bienestar que aporta la psicología, de cómo los problemas desaparecen cuando le abres la puerta y la dejas entrar y lo que puede llegar a cambiar la vida de una persona.

La formación siempre ha sido algo en lo que he hecho hincapié a lo largo de mi trayectoria profesional, es por ello que decido empezar realizando un Máster en Psicología Clínica. Para mí es indispensable estar bien preparada, puesto que las personas que acuden a nosotros nos depositan toda su confianza y es nuestro deber ofrecerles una ayuda de calidad.

También he vivido lo que conlleva formar una familia, que a veces es una tarea fácil pero otras no tanto, pudiendo llegar a hacer sentir muy mal a las parejas que se encuentran en esa situación. Y no sólo hablo de dificultades a la hora de concebir un hijo, sino también el embarazo, abortos, el parto, los primeros meses del bebé… por este motivo decido especializar mi formación realizando mi segundo Máster en problemas de Infertilidad y reproducción, para poder acompañar a muchas parejas en este duro proceso, hacer que se sientan mejor, ayudarles a que pronto puedan cumplir su sueño y disfruten de esta nueva etapa de la vida.

¿Estás preparado? Aquí estoy para ayudarte.

 

¿QUÉ ES PSICOEVO ALGEMESÍ?

Psicoevo Algemesí nace de la experiencia y de la ilusión de dos profesionales de la psicología, compañeras y amigas.

En los numerosos cafés y reuniones de estudio durante la carrera de Psicología siempre acabábamos hablando de nuestro sueño: trabajar juntas para poder hacer llegar a la psicología a todas las personas y aportar bienestar en sus vidas.

Nuestra misión es mejorar la calidad de vida de las personas que llegan a nuestro centro. Hemos podido constatar a través de nuestra experiencia personal y profesional que la psicología es la solución a muchos problemas y nos hemos propuesto demostrarlo.

Estamos convencidas de que las personas pueden cambiar si se lo proponen, que siempre se puede mejorar, que no hay problemas difíciles sino ganas de superarlos y, sobretodo, que se puede ser feliz si andamos por el camino correcto, de la mano de personas que hacen más bonito el mundo.