¿CÓMO FUNCIONA LA TERAPIA DE PAREJA?

Como ya os avanzábamos hace unos meses, el verano es una época del año que afecta mucho a las parejas, produciéndose un punto de inflexión y acabando en muchas ocasiones en el divorcio.

A consecuencia de ello, sois muchos los que ya habéis decidido iniciar una terapia psicológica con el fin de recuperar la pareja y encontrar esa felicidad que se había ido perdiendo a lo largo de los años.

A la hora de tomar la decisión de acudir o no al psicólogo suelen surgir muchas dudas que, en ocasiones, producen inseguridad y dificultan aun más este proceso. Por este motivo, hoy quiero hablaros aquí sobre las preguntas que mas me suelo encontrar cuando llamáis o acudís a nuestro centro, para así poder facilitaros un poco el camino hacia vuestra felicidad en pareja.

¿”A la primera sesión tenemos que ir los dos juntos o voy yo primero, te cuento un poco lo que nos ocurre y después ya vamos los dos”?

Yo siempre recomiendo que vengáis los dos a la primera sesión, puesto que es muy importante para la terapia y el éxito de la misma que ambos os encontréis a gusto en el centro, el enfoque terapéutico con el que se abordan los problemas de pareja y el feeling con el profesional que va a trabajar con vosotros (en este caso, yo).

Por este motivo, me gusta que en la primera sesión vengáis juntos, me conozcáis a mí, nuestras instalaciones, nuestra forma de trabajar y, si estáis a gusto, empezar el proceso de terapia.

¿Por qué esto es tan importante para el éxito en la terapia? Porque vamos a hablar de temas muy personales, delicados e íntimos y hacer todo esto en un entorno en el que te sientes arropado y comprendido por la persona que te escucha se hace mucho más llevadero.

La información que se recoge en esta primera sesión es una visión global del problema, para así, ir profundizando en sesiones posteriores.

“Pero… a mí me gustaría ir solo/a porque hay temas que me cuesta hablar delante de mi pareja, ya que se suele ofender, enfadar o ponerse a llorar”

Entendemos perfectamente esta situación, sobretodo porque la mayoría de las veces, cuando llegáis a consulta, lleváis ya tiempo arrastrando el problema y el nivel de malestar suele ser bastante elevado. Por este motivo, después de esa primera sesión conjunta (es decir, a la siguiente semana), se realiza una SESIÓN INDIVIDUAL con cada uno de vosotros donde abordamos el problema desde vuestra perspectiva personal y donde podéis expresaros con total libertad, sin tener que medir las palabras contantemente para no herir al otro o provocar una nueva discusión.

¿Y después, nos vemos juntos o separados otra vez?

Si en esa sesión se ha recogido toda la información necesaria para la terapia, la próxima sesión vuelve a ser CONJUNTA, donde acabaremos de evaluar el problema que os trae a consulta.

En la siguiente sesión se os explican las conclusiones de la evaluación: qué problemas se han detectado y cómo se van a abordar.

Puede que el abordaje del problema sea conjunto, es decir, trabajando en pareja, aunque también puede ocurrir que alguno de los dos necesite algún abordaje específico porque tiene algún problema o necesidad individual. En todo caso, se acaba trabajando todo, tanto la parte de pareja como la parte individual, si la hubiere.

Espero que este artículo haya resuelto las dudas que teníais y, si os queda alguna mas en el tintero, sabéis que podéis poneros en contacto con nostras para consultarnos, estaremos encantadas de atenderos!

 

Olga Pérez Simó

Psicóloga y codirectora de Psicoevo

 

QUE LAS VACACIONES NO ACABEN CON TU RELACIÓN DE PAREJA

Llega el anhelado verano, una época del año que todo el mundo espera con ansia para poder descansar, desconectar de la rutina y disfrutar al máximo. Lo curioso es que durante estos meses se producen el mayor número de divorcios con respecto a otros meses del año.

El ritmo de vida que llevamos hoy en día, las rutinas tan intensas de trabajo, cuidado de la familia, preocupaciones, etc, nos absorben de tal manera que nos dejamos siempre en el último lugar, incluyendo la pareja. Por este motivo, los posibles problemas que pueda haber entre ellos van pasando desapercibidos o, en ocasiones, no se les presta la atención que necesitan porque existen otras áreas que demandan más la atención.

Cuando llegan las vacaciones y la pareja comparte más tiempo que nunca salen a la luz todos esos problemas, siendo los más habituales la comunicación en pareja, desilusiones, falta de pasión

¿Qué podemos hacer ante esta situación?

  • Aprovechad este tiempo que vais a pasar juntos para evaluar la pareja y reflexionar sobre lo que os gustaría que mejorara.
  • Hablad de vuestros sentimientos y contaros lo que necesitáis de vuestra pareja. A menudo nos enfadamos porque esperamos que la otra persona se dé cuenta de lo que necesitamos y por este motivo se producen muchas discusiones. Lo mejor es expresar abiertamente lo que te gustaría que cambiara en la pareja y juntos llegar a una solución.
  • Pasad tiempo de calidad en pareja: hablad de las cosas que os gustaría hacer juntos en vacaciones y ponedlas en marcha, os ayudará a conectar entre vosotros.
  • Que las vacaciones marquen un antes y un después: una vez se ha hablado todo y se ha buscado una solución, se pone en marcha y no se saca más el pasado. Es importante que miréis hacia adelante, volver a sacar los problemas anteriores no os dejará avanzar.

Si con esto no es suficiente, no dudéis en pedir ayuda profesional y acudir a terapia de pareja antes de tomar la decisión de divorciarse. Trabajaremos para recuperar  vuestra relación y para que consigáis cumplir el deseo que un día os unió:  ser felices y compartir vuestra vida para siempre.

¿Qué os parecen estos consejos?

¡Hasta el próximo día!

 

Olga Pérez Simó

Psicóloga y Codirectora Psicoevo